Las Ideas como Punto de Partida

2018-09-21T15:29:23+00:00Categorias: Blog post|Tags: |0 Commentario

Hoy vamos a empezar por el principio, no el principio principio, sino cómo se empieza en esto de los inventos. Los productos vienen de los inventos, los inventos surgen de las ideas y las ideas de las necesidades.

Las ideas pueden ser de todo tipo, muchas de ellas incluso no son realizables aún, debido a las limitaciones de la tecnología actual como colonizar el espacio, y otras simplemente ahora nos parecen absurdas y no vemos su utilidad práctica. Cómo le pasaba a Leonardo Da Vinci que tuvo un montón de ideas geniales que hasta siglos después no se han encontrado aplicaciones o no se han podido materializar. Un ejemplo más cercano son los palos para auto fotos o “palos selfies” el primer extendedor telescópico para cámaras de mano compactas fue patentado en EE.UU. el 1983, y un japonés desarrollo el “palo selfie” en 1995. Pero la sociedad no estaba preparada para ello, hasta hace unos pocos años en los que se han hecho populares.

Ideas Creativas

Fotografía De Andrés Nieto Porras

¿Cómo surgen las ideas?
Las necesidades son las que nos impulsan a tener ideas y la sociedad y la tecnología nos permiten difundirlas y realizarlas. Pero… ¿cómo surgen las ideas?, como ya mencione antes, las ideas surgen de las necesidades, estas necesidades están en nuestra vida diaria y en el mundo que nos rodea. Cualquiera puede tener una idea sólo se necesita observar bien tu entorno, desde en tu trabajo hasta en tu vida personal. No todo está inventado, siempre se pueden mejorar y optimizar las cosas. Un producto que un cliente te demanda y que no existe, un proceso que se puede simplificar, incluso soluciones “domesticas” a un problema recurrente, son ejemplos de donde pueden surgir las ideas.

Cuando se tiene la idea el siguiente paso es saber si a alguien más se le ha ocurrido esa idea, pero esta etapa la trataremos con más profundidad más adelante en otro post.

¿Cómo convierto una idea en un invento?
La idea es importante, pero no lo es todo. La idea es el principio de una gran aventura, en la que hay que trabajar e invertir para sacar adelante. Las ideas son un concepto maravilloso ya que  tienen vida propia crecen, se desarrollan y se reproducen. Una idea que al principio no fuera muy genial puede desarrollarse en algo increíble e inesperado o generar otras ideas.

Cuando esa idea que se nos pasa por la cabeza se empieza a concretar en un diseño industrial, madura en un invento. Ya os he hablado antes de lo que es un diseño conceptual, pero no de cómo se puede hacer crecer una idea. La creatividad y la imaginación son capacidades esenciales para este proceso, y de eso os hablaré el próximo lunes.

Si tienes alguna duda escríbenos.

¡Un saludo!

Contáctanos
close slider