Home > Inventos > Gana más dinero al convertir tus inventos en productos de inversión

Gana más dinero al convertir tus inventos en productos de inversión

Cuando se crea un invento, surgen muchas dudas sobre su comercialización y posibilidades de negocio. En este artículo hablaremos sobre los productos de inversión. 

 

¿Mi invento triunfará? ¿Mi invento hace que el comprador recupere su inversión? ¿Cómo puedo convertir mi invento en un negocio? Todas estas dudas son normales y desde La Fábrica de Inventos podemos ayudarte. 

 

Ahora bien, lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu idea valdrá mucho más si el comprador lo ve como una verdadera inversión que recuperará a mediano o largo plazo. 

 

Un ejemplo de productos de inversión es la trituradora de escombros Ecotritón, la cual tritura los escombros y los convierte en arenas. 

 

Quizás es un producto que requiere de cierta inversión, pero el comprador podrá eliminar los costos adicionales en materiales, entre otros.

 

 

¿Qué son los productos de inversión?

 

Los productos de inversión son aquellos que se compran con la expectativa de obtener un rendimiento favorable. 

 

Estos abarcan diversos objetivos y además poseen una amplia gama de valores subyacentes. 

 

Rentabilidad de los productos de inversión

 

En La Fábrica de Inventos somos expertos en inversiones de productos nuevos. 

 

Te asesoramos para que la rentabilidad de tu invento sea lo más alta posible. Incluso, algunos de nuestros clientes han llegado a conseguir un 60% anual.

 

Recuerda que cuanto más útil sean los producto de inversión, la sociedad hará que ganes más dinero. 

 

Basándonos en esto, queremos explicarte también cómo multiplicar el dinero. 

 

Multiplicar el dinero es muy sencillo. Se trata de fijarte en las cosas tan básicas como la propia naturaleza como por ejemplo un tomate, el cual te puede valer cuarenta o cincuenta céntimos o incluso menos.

 

Ahora bien, con un tomate tienes 20 semillas. Si siembras esas 20 semillas tienes 20 plantas de tomate, que te dan al menos 20 tomates.

 

Si lo cuidas y lo riegas durante todo el año, entonces has multiplicado tu inversión por 400.

 

Hay inversiones a corto plazo, como es la inversión del tomate, que en un año ya te está dando frutos, y luego tienes inversiones a largo plazo como son los manzanos.

 

Una inversión a largo plazo es una inversión como en un frutal, que hasta los 3 o 4 años no te dará frutos. 

 

Pero luego es una inversión muy duradera, que tiene mucho beneficio residual, que tiene mucha escalabilidad, que cada año te da más beneficios y cada año te da más frutos. 

 

Mientras más difícil es la inversión porque se trata de una empresa innovadora, creativa, emprendedora o disruptiva, estarás haciendo como inversiones en árboles frutales que en los primeros años no te dan mucho beneficio, pero que tienes que regarlos y cuidarlos hasta el final. 

 

Cómo sacar dinero de una patente

 

Podemos seguir varias vías para sacar dinero de nuestra patente o modelo de utilidad, ya que una vez que hemos tenido la idea y la hemos desarrollado ha llegado el momento esperado, la hora de sacar dinero de esa gran idea.

 

Para desarrollar y tener éxito con los productos de inversión veremos que hacen falta tres ingredientes fundamentales: dedicar tiempo, esfuerzo e invertir cierta cantidad de dinero en tu desarrollo.

 

La primera opción que nos podemos plantear es fabricar y comercializar el producto. Para llegar a desarrollar nuestra idea transformándola en un producto que podamos comercializar y vender al público será necesario definir bien la idea, desarrollarla.

 

Para desarrollar los productos de inversión debemos realizar el diseño industrial y hacer el prototipo que nos permita comprobar que nuestro producto funciona.

 

En definitiva, que es tal y como lo habíamos imaginado en nuestra cabeza.

 

Una vez que hayamos hecho el prototipo y tengamos el diseño industrial, desde La Fábrica de Inventos te ayudamos a buscar un fabricante que pueda darnos un precio de fabricación y producir las primeras unidades.

 

¿Y si no tengo dinero para fabricar?

 

Si has llegado hasta la última fase y necesitas dinero para fabricar tu producto podemos hacer una ronda de inversión para conseguir ese dinero necesario para producir las primeras unidades del producto y venderlas. 

 

Hay diferentes maneras de conseguir financiación, a través de un inversor privado, o a través de crowdfunding.

 

Para vender el producto, una vez lo tengamos fabricado, debemos trabajar diferentes vías de comercialización, ya sea realizando una comercialización digital, buscando comerciales y contactando con tiendas que puedan vender nuestro producto.

 

Esta vía de fabricar y vender el producto es la más rentable para el inventor, aunque es cierto que es la que más esfuerzo, tiempo de dedicación e inversión de dinero va a necesitar. 

 

Pero una vez que hayamos lanzado el proyecto y estemos vendiendo las primeras unidades, se convertirá en una opción muy rentable y tendremos un beneficio residual.

 

Patenta la idea de tus productos de inversión 

 

Una de las maneras con las que podemos ganar dinero con nuestra idea es vendiendo la patente. 

 

Para ello tendremos que realizar un trabajo previo para presentar la idea ante una empresa y finalmente poder venderles la patente. 

 

Recuerda que podemos ayudarte no solo a patentar tu invento o idea, sino también a desarrollarlo e incluso venderlo. 

 

En La Fábrica de Inventos ya tendremos el material preparado para que alguno de nuestros asesores comerciales empiece a contactar con las empresas que consideremos que puedan interesarse por tu proyecto. 

 

Recuerda que al vender la patente se prepara un contrato de venta del proyecto. Por ello se cambia de titularidad la patente o modelo de utilidad.

 

Otra de las maneras más conocidas para ganar dinero con las ideas es llegar al punto de fabricar el invento y comercializarlo por nuestros propios medios. 

 

Sin lugar a dudas es una de las vías más apasionantes. Aunque a veces es la menos elegida, ya que lleva más tiempo de desarrollo.

 

 Otra manera de ganar dinero con nuestras ideas es a través de un Royalty, la cual trata de una forma similar a la primera pero con diferencias significativas. 

 

Es decir, que en vez de vender la totalidad de la patente, lo que se hace es conceder un derecho de explotación.

 

De esta manera la patente sigue estando a nuestro nombre, pero lo que se hace es ponerse en contacto con una empresa para que pueda fabricar o vender el producto a cambio de un porcentaje de las ganancias.

 

 Es una buena manera de obtener un beneficio residual ya que la empresa abona un dinero de manera periódica. 

 

Por lo general esa cantidad de dinero depende del número de ventas. 

 

Sin embargo, también se puede negociar para obtener una suma fija de dinero mensual. 

 

Rentabilidad de las patentes

 

Si estás pensando en patentar un invento, o incluso si ya tienes una patente , seguramente te interesará conocer más sobre las formas que existen para rentabilizar las patentes.

 

 – Patentar un invento para vender la patente

 

– Patentar un invento para licenciar la patente

 

Las dos maneras de rentabilizar una idea parten del mismo punto: a la hora de patentar un invento ¿Cuál es el punto de partida?. Sin lugar a dudas la respuesta es “Hacer algo”.

 

Es decir, que no podemos quedarnos quietos, esperando que una empresa se interese y nos llame para decirnos que quiere comprar nuestra patente. 

 

No importa lo bueno, bonito, eficaz o importante que sea la idea que hayas patentado. 

 

Sí o sí tienes que salir al mercado para poder venderla y ganar dinero (si eso es lo que quieres). 

 

Por eso, si aún no te decidiste, pero quieres patentar un invento, recuerda que vas por buen camino porque ese es el primer paso. 

 

Patentar un invento para venderlo

 

Se trata de patentar una idea para luego venderla a una empresa del sector. 

 

En este caso se venderá por una cantidad fija de dinero que se negociará entre las partes antes de la venta. 

 

Este proceso implica que la patente dejará de estar a nuestro nombre, como hemos mencionado anteriormente, para pasar a nombre de la empresa o el inversor que la compró. 

 

 En este caso existe la figura del inventor y del solicitante. El primero es quien tuvo la idea (pueden ser varias personas).

 

En cambio, el solicitante es el propietario (puede ser una o varias personas físicas, así como también una o varias empresas). 

 

Es decir, que patentar un invento para venderlo, implica 7 aspectos claves y fundamentales: 

 

 – Encontrar a la empresa interesada en comprar la patente

 

– Negociar con esa empresa el precio de venta

 

– Redactar el contrato de venta de la patente

 

– Firmar el contrato de venta

 

– Transferir el dinero acordado al número de cuenta establecido

 

– Realizar el cambio de solicitante

 

– Patentar una idea para venderla. Encontrar a la empresa adecuada

 

– Esta es la fase inicial dentro del proceso de venta.

 

Si tienes una idea pero aún no la has patentado, puedes escribirnos para conocer cuál es la mejor manera de protegerla. 

 

Además si quieres vender la idea, después de patentarla, tienes que presentarla de la manera más profesional posible. 

 

Para ello, puedes optar por un prototipo físico o por una presentación gráfica de él (una representación mediante renders o infografías, la cual sirve para mostrar el proyecto de forma atractiva). 

 

Luego se debe negociar con la empresa para llegar a un acuerdo previo de venta. Lamentablemente no existe una fórmula mágica para determinar el precio. 

 

Sin embargo, existen varios factores que pueden ayudarnos:

 

– Tener una patente de calidad

 

– Tener una presentación gráfica o un prototipo

 

– Que la patente ofrezca mejores resultados que otros productos ya existentes

 

– El nivel de exclusividad de la patente

 

– Que la idea patentada amplíe el mercado de la empresa

 

– El nivel de dinero necesario, por parte de la empresa, para la implantación de la idea o producto

 

 El siguiente paso sería redactar el contrato de venta de la patente, el cual tiene que dejar muy claro las condiciones de venta de la idea. 

 

Una vez redactado el contrato, es necesario enviarlo a las partes para ser firmado. Lo siguiente es transferir el dinero acordado por la venta. 

 

Por lo general se realiza mediante transferencia bancaria, pero este aspecto debe quedar claro en el contrato firmado previamente. 

 

También en el contrato debe especificarse el periodo de tiempo antes del cual se deberá hacer el cambio de solicitando. 

 

Este trámite se solicita a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

 

Patentar un invento para licenciar la patente

 

El objetivo es sacar un beneficio económico de ella, pero de una manera diferente a la opción anterior. 

 

Esta opción es la que más le gusta a los inventores ya que a largo plazo puede hacerte ganar más dinero.

 

 Piensa que si el producto triunfa comercialmente y lo coge una gran empresa, el beneficio puede ser muy grande (y durante un periodo mayor de tiempo). 

 

Al patentar una idea para licenciarla, nosotros seguiremos siendo los propietarios de la patente. Sin embargo, le permitiremos a terceros que desarrollen, fabriquen y comercialicen la idea patentada. 

 

 Se puede acordar, mediante previa negociación, que el pago se haga mensualmente, trimestralmente, semestralmente o anualmente. 

 

En algunos casos el inventor también puede solicitarle a la empresa una cantidad fija de dinero inicial. 

 

Esto sirve para compensar los gastos en los que el inventor ha incurrido hasta el momento.

 

 Una de las preguntas que más se repiten es “¿En qué territorio puedo licenciar mi patente?”. Lo cierto es que puedes ofrecer la licencia a todo el territorio en el que la patente esté vigente. 

 

Cuanto mayor sea el territorio que ofrezcamos en la licencia mayor será el porcentaje que podamos pedir a la empresa. 

 

Síguenos en Instagram

La fábrica de Inventos

La fábrica de Inventos Tienda

 

También puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

 Pincha aquí para ponerte en contacto con nosotros

rocket img-mobile

¿Quieres hablar con nosotros sobre tu proyecto?

Tenemos expertos en todos los campos técnicos, profesionales y creativos.

happy
stars

Recibe todas las
novedades

miscelanea

    moon