Un Cuento para Inversores

Hola inventores, creativos, emprendedores e inversores. En realidad todos sois inversores para La Fábrica de Inventos, unos dedicáis vuestro tiempo y otros vuestro dinero, pero todos dedicáis algún recurso para hacer vuestro proyecto realidad. Por ello hoy tenemos un cuento para vosotros.

Este cuento nos hace ver la importancia de nuestras inversiones, pero ya no de tiempo ni de dinero, sino en que invertimos nuestros pensamientos, espero que os guste:
Si esta sección la está leyendo el niño que llevas dentro ahora te contaré un pequeño cuento que me contó mí abuelo:

Un día llegue a casa de mi abuelo enfadado porque un profesor en clase había cometido una injusticia hacia mí y me había humillado en clase delante de mis compañeros. Mi abuelo me sentó en su regazo y me dijo….. déjame contarte una historia

A veces yo también he sentido odio por lo que hacen otros. Pero el odio te desgasta, y encima no le hace daño a tu enemigo. Es como tomar un veneno esperando que así tu enemigo se muera, NO FUNCIONA ASÍ! He luchado contra estos sentimientos muchas veces. Internamente es como si tuviéramos dos lobos.

Y mi abuelo me dijo internamente tenemos dos lobos: un lobo negro que tiene ira, envidia, avaricia, culpa, resentimiento, arrogancia, sentimiento de inferioridad, orgullo, ego.

Y otro lobo blanco que es bueno y no hace absolutamente ningún mal a nadie. Vive en armonía con el mundo, es alegre, cariñoso, tiene esperanza, humildad, empatía, generosidad, compasión y fe. A veces es difícil vivir con los dos lobos al mismo tiempo, pues los dos tratan de dominar mi espíritu.

Yo le miraba atónito, con los ojos como platos y le pregunte:

Abuelo ¿Y qué lobo ganará?

Mi abuelo sonriendo contesto: “Aquel que alimentes”.

La Fábrica de Inventos

Contáctanos
close slider