.google-recaptcha-container{display:block;clear:both;} .google-recaptcha-container iframe{margin:0;} .google-recaptcha-container .plugin-credits a{text-decoration:underline;}

La Fábrica de Inventos Opiniones

2019-10-07T17:32:48+00:00Sin comentarios

La Fábrica de Inventos opiniones del Proyecto Freed

Hoy os queremos presentar un proyecto de Nuria Nuño, una inventora que que ha ideado una nevera portátil que permite mantener los medicamentos a una temperatura adecuada para su conservación. Podréis leer también su opinión sobre La Fábrica de Inventos.

Me llamo Núria Nuño, tengo 42 años y soy agente de bolsa. Vivo en un precioso pueblo de la costa barcelonesa, llamado Sant Pol de Mar, con mi marido y mis 2 hijos, Adrià de 5 años y Pau de 16 meses.

¿Cuánto tiempo llevabas queriendo desarrollar este proyecto?

Al no encontrar ningún dispositivo que me permitiera tener la medicación entre 2º y 8º, y dado que mi profesión no tiene nada que ver con esto, necesitaba contactar con diferentes expertos en desarrollo, patentado y comercialización de productos.  Había que crear el producto para hacer la vida más fácil a Pau y a muchos otros niños.

La Fábrica de Inventos Opiniones:

 Finalmente  dí con La Fábrica de Inventos. En ellos encontré la solución perfecta para llevar el proyecto a buen puerto: un equipo multidisciplinar que te permite desarrollar el producto  de principio a fin, cuidando cada detalle a todos los niveles, desde que diseñas el producto hasta que lo comercializas, pasando por la patente, los estudios de marketing, etc. Lo recomiendo 100%!

¿Cómo se te ocurrió la idea para desarrollar este invento?

Precisamente uno de mis hijos fue el inicio de FREED. A los 20 días de nacer, Pau tuvo un grave problema médico, que tuvo la suerte de superar. Ya una vez fuera del hospital,  teníamos que administrar cada 4 horas un medicamento que era termolábil. Eso quiere decir que debía mantenerse en frío, concretamente debía estar entre 2º y 8º.  Hay muchos medicamentos habituales que necesitan dicha conservación: antibióticos infantiles, colirios, vacunas, etc.

Para poder volver a la normalidad y salir a visitar a la familia, amigos o a pasar el día fuera con los niños,  debíamos poder transportar la dosis en frío o de lo contrario estar cada 4 horas en casa. Eso era un problema. Lo probamos todo: cargábamos una jeringa cualquiera con el medicamento e intentábamos envolverla en papel albal con algunas placas de frío, pero el medicamento acababa derramado accidentalmente y la temperatura acababa bajando de 2º para posteriormente subir más de los 8º permitidos. Aunque metiéramos la jeringa cargada con el medicamento en un tupper, acababa derramado y a cualquier temperatura,  por lo que no podíamos alejarnos mucho de casa.

No había nada en el mercado que te permitiera cargar el medicamento en la jeringa y que lo mantuviera a la temperatura correcta. Lo mismo pasa cuando un niño pequeño debe tomar antibiótico (cosa bastante habitual con los niños propensos a bronquitis, laringitis, faringitis, otitis o cualquier tipo de enfermedad habitual que precise antibiótico). Es importante conservar la temperatura de la medicación ya que, en caso contrario, esa dosis deja de hacer efecto, los niveles de antibiótico en sangre van disminuyendo y las bacterias que causan la infección pueden volver a hacerse fuertes, alargando así el proceso.

Deja un comentario