Home > Registro de marcas y patentes > Trucos para elegir una idea de negocio o un invento para emprender

Trucos para elegir una idea de negocio o un invento para emprender

¿Tienes una idea de negocio y muchas ganas de emprender? En La Fábrica de Inventos podemos ayudarte a darle vida a tus sueños.

 

Si eres creativo lo más probable es que tengas muchas ideas en la cabeza, pero lo importante es seleccionar una sola.

 

Recuerda que desarrollar una idea requiere de tiempo, esfuerzo y recursos económicos. Nosotros recomendamos optar por la idea de negocio más sencilla.

 

Por ejemplo, es más fácil fabricar el vasoplato que una nueva tecnología. Sí, quizás esa tecnología es arrolladora, pero el desarrollo va a costar más y eso es importante tenerlo en cuenta. 

 

Ahora bien, en cuanto a cómo elegir la mejor idea de negocio, también es importante moverse en el sector donde te desenvuelves con facilidad. Así seguramente tendrás a mano los contactos que se interesarán por tu producto.

 

Y si no tienes contactos, tampoco tienes que preocuparte. En La Fábrica de Inventos tenemos acuerdos comerciales con varias empresas  y podemos ayudarte a presentar tu invento.

 

 

¿Cómo patentar una idea de negocio?

 

Antes de crear y patentar un invento es necesario pensar en la necesidad. Esto hará mucho más fácil pensar en su aplicación, su público o incluso su desarrollo. 

 

También es recomendable realizar un Briefing para diferenciar el producto de la competencia, y ver en qué puntos se destaca y en cuáles necesita más desarrollo. 

 

Tras ello se realizan los bocetos y se empiezan a trazar los primeros pasos para su diseño. 

 

Una vez listo el concepto hacemos el diseño industrial con los planos técnicos, luego el prototipo y por último la patente.

 

En algunas oportunidades nos saltamos el paso del prototipo, si es que el producto es complejo o caro de prototipar.

 

Con todo esto listo se pasa a la fase de comercialización. Para ello es importante buscar fabricantes, distribuidores e inversores. 

 

Una vez tenemos definida la idea, lo primero que se debe hacer es comprobar que no haya sido patentada antes.

 

Luego pasamos a realizar un pequeño planteamiento de qué componentes se necesitan para llevar a cabo la idea, si es que incluye algún mecanismo. 

 

En esta tarea te podemos ayudar desde La Fábrica de Inventos, ya que contamos con ingenieros y diseñadores industriales.

 

Luego nuestro agente de la propiedad industrial redacta la memoria y realiza las figuras que describen tu idea de la manera más general y eficaz posible. 

 

Lo que se busca con esto es asemejarse por completo a la idea original.

 

Luego el inventor revisa que esté todo correctamente. A continuación se firma una autorización para que la invención conste a nombre del inventor. 

 

Posteriormente registramos el invento ante la OEPM. Se obtiene el número de solicitud de su invento tanto para los modelos de utilidad como para las patentes.

 

Ahora bien, patentar una idea tiene cierto costo pero es importante que sepas que una patente puede generar buenos ingresos.  

 

Este trámite es el único que te otorgará derechos sobre la invención para explotarla industrialmente y generar ingresos. 

 

Recuerda que no se trata solo de presentar documentos y nada más. Idealmente deberías estar acompañado de un equipo que te asesore para realizar el trámite.

Descubre qué hacer para que tu idea negocio valga más 

 

Si todavía no has patentado tu idea de negocio, sigue leyendo porque acá te explicamos cómo hacer que valga más. 

 

Minimiza el número de piezas de tu producto

 

Para que el Registro de Patentes y Marcas sea más valorada por las empresas te proponemos que apliques este truco.

 

Si tu inversionista ve que el producto lleva muchas piezas, sabrá que son necesarios muchos moldes para fabricar. Y por lo tanto mucha inversión.

 

Desde nuestro Departamento de Desarrollo Industrial siempre intentamos diseñar productos con el mínimo número de piezas posibles.

 

Es importante que desde la etapa de desarrollo tengamos una visión comercial, la cual hará que el producto sea más atractivo a las empresas.

 

Crea productos con diseño

 

La primera impresión cuenta. Es importante que cuando la empresa vea por primera vez tu producto se enamore.

 

Tampoco hay que caer en que la estética lo es todo. No tenemos que olvidarnos que el producto tiene que cumplir su función.

 

Pero si conseguimos que cumpla su función y además sea bonito… entonces será perfecto. 

 

Piensa en el usuario

 

Piensa en el usuario cuando vayas a desarrollar tu producto.

 

Lo que queremos decir con esto es que te metas en la piel del usuario, que te conviertas en tu propio usuario.

 

En fin, para mejorar tu registro de marcas y patentes debe pensar y preguntar como en usuario. 

 

Se claro y conciso con la presentación de tu proyecto

 

Cuando algo es bueno no hace falta adornarlo en exceso. Es decir, preséntalo de manera atractiva y sobre todo resalta las ventajas que posee tu proyecto.

 

Con esto tampoco queremos decir que no trabajes nada tú presentación. No vale presentar tu idea con un garabato.

 

Pero no olvides que la claridad en tu presentación dará más confianza a la persona a la que se lo muestras.

 

Utiliza un prototipo que valide tu idea

 

Un prototipo puede aumentar el valor del Registro de Patentes y Marcas.

 

Cuando tenemos una idea de un negocio, nos basamos en suposiciones o en principios que no están validados.

 

Para que el registro tenga mayor valor es interesante que validemos esas suposiciones mediante prototipos funcionales.

 

Son prototipos sencillos que hacemos desde el Departamento de Prototipado para comprobar si ese mecanismo que habíamos pensado funciona. 

 

Hay veces que los inventos que queremos desarrollar son muy complejos. Es decir, muy caros de prototipar.

 

En ese sentido, si la inversión con la que cuentas no es muy elevada, te recomendamos presentar tu proyecto sin prototipo a las empresas, para poder escuchar al mercado.

 

Si la respuesta del mercado es positiva y una empresa se interesa por el proyecto, entonces quizás sí que sea hora de hacer un prototipo.

 

Asesórate adecuadamente sobre tu Registro de patentes y marcas 

 

En conclusión, para que tu idea de negocio sea exitosa, es importante que esté patentado de la manera adecuada.

 

La patente de tu proyecto no lo es todo, pero sí es muy importante que lo protejas de la manera adecuada.

 

¿Cómo debería proteger mi idea de negocio: como patente o modelo de utilidad?

 

Existen varios puntos a tener en cuenta; sin embargo, debemos destacar sus diferencias técnicas y económicas.

 

En cuanto a las diferencias técnicas tenemos que destacar que una patente lo que protege es una invención nueva.

 

Otra de las diferencias fundamentales son los años de protección. La patente ofrece una protección de 20 años y el modelo de utilidad de 10 años. 

 

La diferencia económica es una cuestión que se debe tener en cuenta, ya que la patente es bastante costosa en comparación con los modelos de utilidad. 

 

Sin embargo, para patentar una idea como patente o como modelo de utilidad tenemos que redactar una memoria descriptiva la cual consta de varias partes.

 

  • Descripción: se compone por el título, el planteamiento del problema y del estado de la técnica anterior. También incluye la descripción general, el modo de realización y las figuras. Se tiene en cuenta para interpretar las reivindicaciones. 

 

  • Reivindicaciones: determinan el alcance global de la protección. Esta sin lugar a dudas es la parte más importante de la memoria descriptiva.

 

  • Resumen: es informativo y no afecta el alcance de la protección.

 

  • Instancia de solicitud: con los datos del inventor, el solicitante y las modalidades de protección. 

 

Además esta memoria tiene que cumpliar una serie de formalidades:

 

– Formato A4: además las hojas tienen que estar unidas entre sí con grapas o ganchos que permitan separarlas fácilmente.

 

– Una cara: tienen que ser escritas a una cara mediante ordenador.

 

– Apartados: descripción, reivindicaciones y figuras deben empezar en una nueva hoja. 

 

– Numeración: las hojas deben numerarse correlativamente en la parte inferior centrada de la hoja. 

 

– Márgenes: deben ser blancos, superior a 35mm derecha e izquierda 25mm e inferior 20mm.

 

– Líneas numeradas: de 5 en 5 situándose esta numeración en el margen izquierdo. Además debe reiniciar la numeración en cada página. 

 

– Espaciado entre líneas: deben ser de 1,5

 

– Unidades: las de peso y medida deben corresponder al sistema métrico, y si no equivalencias. Además la temperatura debe figurar en grados centígrados o equivalencia. 

 

– Redacción del informe: cada elemento de la invención debe identificarse siempre con el mismo término. 

 

Por eso es recomendable que la redacción la preparen personas con experiencia que utilicen palabras técnicas y adecuadas. 

 

Recuerda que en La Fábrica de Inventos contamos con expertos que pueden ayudarte a resolver tus inquietudes y ayudarte en el proceso. 

 

Además contamos con ingenieros para ayudarte a definir mecanismos o componentes, en el caso que no sepas cómo hacerlo. 

 

Síguenos en Instagram

La fábrica de Inventos

La fábrica de Inventos Tienda

 

También puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

 

 Pincha aquí para ponerte en contacto con nosotros

rocket img-mobile

¿Quieres hablar con nosotros sobre tu proyecto?

Tenemos expertos en todos los campos técnicos, profesionales y creativos.

happy
stars

Recibe todas las
novedades

miscelanea

    moon