Home > Registro de marcas y patentes > Tengo un invento y ahora ¿Qué hago para registrar una marca?

Tengo un invento y ahora ¿Qué hago para registrar una marca?

Registrar una marca tiene múltiples ventajas y beneficios.

 

La marca es un signo que sirve para distinguir en el mercado diferentes servicios o productos. Es el signo distintivo por excelencia de una empresa. 

 

Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, “el registro de una marca otorga el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión”.

 

En tanto, debido a la importancia de contar con todos los derechos sobre una marca que resulta exitosa, desde La Fábrica de Inventos te recomendamos asegurarte de que tu marca esté registrada antes de invertir demasiado en ella. 

 

Registrar una marca te permite decidir si quieres concederle una licencia a otros interesados, lo que para ti representaría una fuente adicional de ingresos. 

 

Además, una marca que goce de buena reputación puede emplearse para obtener financiación de instituciones financieras, que cada vez son más conscientes de que el éxito comercial de las empresas depende en gran medida de las marcas.

 

Antes de continuar queremos recordarte que en La Fábrica de Inventos contamos con profesionales para cubrir las fases de desarrollo, patentado y contacto con empresas. 

 

Si quieres solicitar más información sobre el Registro de Marcas y Patentes o ponerte en contacto con nosotros para comentarnos tu idea, solo tienes que pinchar aquí

 

Beneficios de tener una marca

 

La Oficina Española de Patentes y Marcas cita algunos beneficios de tener una marca, tales como:

 

– Garantiza que los consumidores distingan los productos

 

– Son un instrumento de comercialización y permiten proyectar la imagen y la reputación de una empresa

 

– Pueden ser objeto de concesión de licencias y proporcionar una fuente directa de ingresos a través de regalías

 

– Representan un factor determinante en los acuerdos de franquicia

 

– Incitan a las empresas a invertir en el mantenimiento o la mejora de la calidad del producto

 

¿Registrar una marca es obligatorio?

 

El registro de los derechos de propiedad industrial no es obligatorio, pero sí muy recomendable.

 

Registrar tu marca hará que tengas la exclusividad sobre todo lo relacionado a ella. 

 

¿Quién me representa al solicitar el registro de marcas y patentes?

 

Tal como hemos mencionado en otros artículos de nuestro blog, cuando se realiza una solicitud de un derecho de propiedad industrial, el solicitante puede ser una persona física o una persona jurídica. Puede tratarse de una o más personas. 

 

También debes tener en cuenta que las personas físicas actúan en nombre de las personas jurídicas. 

 

Diferencia entre marca y nombre comercial

 

El nombre comercial es lo que identifica y diferencia a tu empresa del resto.  

 

Mientras que la marca es lo que distingue a los productos o servicios que una empresa fabrica, comercializa o presta servicio. 

 

 En este sentido es necesario destacar que los nombres comerciales pueden ser:

 

  • Nombres de la empresa
  • Denominaciones de fantasía
  • Denominaciones alusivas al objeto de la actividad empresarial
  • Anagramas y logotipos
  • Imágenes, figuras o dibujos
  • Cualquier combinación de lo antes mencionado

 

Otro factor que se debe tener en cuenta es que existen prohibiciones legales de registro. 

 

Esto se debe a que el registro del nombre comercial le confiere a su titular el derecho de utilizarla en exclusiva en el tráfico mercantil.

 

Por ello el signo debe cumplir una serie de requisitos fundamentales de validez y registrabilidad contempladas en la Ley de Marcas española específicamente establecidas en el artículo 8. 

 

 

Registrar una marca: lo que tienes que saber

 

Como lo mencionamos en nuestro artículo Patentes y marcas: las claves para entenderlas y diferenciarlas, registrar una marca nos asegura que otra persona o empresa no utilizará el nombre de nuestro proyecto (tampoco el logotipo). 

 

El proceso de registrar una marca es muy sencillo y puedes hacerlo tú mismo, pero es recomendable recibir ayuda de un equipo especializado que facilite la culminación del trámite con éxito. 

 

Primero tienes que elegir el nombre de tu producto y despues comprobar que ese nombre esté libre.

 

Si quieres que pensemos un nombre para ti, escríbenos y te ayudaremos. 

 

El paso siguiente es seleccionar un logotipo para tu marca, esta es la imagen que acompañará el nombre. 

 

Aunque no es obligatorio, te recomendamos que a la vez que registremos el nombre, protejamos también el logotipo (el coste de las tasas es el mismo).

 

Posteriormente debes acceder a la web oficial de la OEPM y seguir los pasos del apartado de Marcas y Nombres Comerciales / Marcas y Nombres Comerciales. 

 

 

Si se detecta algún defecto, una vez avanzado el registro de la marca, se procederá a la suspensión del expediente a la espera de que el solicitante lo conteste y solucione los defectos.

 

Otra opción es realizar la licencia o cesión de la marca. Esto se lleva a cabo cuando hemos licenciado o cedido la marca a otra persona y/o empresa para que pueda utilizarlo. Por lo general, esto se realiza a cambio de un beneficio económico.

 

 Tipos de marcas

 

Marca Denominativa: formada únicamente por una palabra o una combinación de ellas. Se pueden incluir cifras.

 

Marca Gráfica: cuenta únicamente con una representación gráfica. No se protege ningún nombre, ninguna palabra. 

 

Marca Mixta: formada por una palabra o combinación de palabras y una representación gráfica. 

 

Sonora: El sonido se tiene que representar gráficamente, por ejemplo mediante un pentagrama. 

 

Marca Tridimensional: la representación consiste en una composición gráfica o fotográfica bidimensional. También se puede acompañar de una palabra o combinación de palabras.

 

Otros: Cuando la marca no pertenece a los casos anteriores.

 

Además de registrar una marca, presta atención al proceso de fabricación

 

Tal como mencionamos en nuestro artículo Proceso de fabricación: trucos para desarrollar todas tus ideas, el proceso de fabricación es clave a la hora de desarrollar tus ideas. 

 

Despues de registrar una marca, si quieres llevar adelante la fabricación de tu invento, es necesario que tengas en cuenta todos los aspectos claves.

 

Ahora bien, no es necesario tener una fábrica para fabricar tu idea. Así como tampoco que inviertas en una fábrica para realizar su fabricación en serie. 

 

Lo que sí es importante es contar con un buen diseño industrial y un buen prototipo. Además este último es la pieza clave para enseñarselo a un fabricante que sea especialista en el área.

 

Con el prototipo listo podemos buscar a la persona que se encargará de su fabricación. 

 

Para tu tranquilidad, desde La Fábrica de Inventos te podemos asesorar en el proceso e incluso te podemos prestar ese servicio. 

 

En el mundo de los inventos siempre se habla de los prototipos, ya que antes de proteger un invento mediante una patente o modelo de utilidad puede ser interesante contar con el prototipo de nuestra idea. 

 

El prototipo sirve para conocer lo que hemos diseñado y también es un gran aliado a la hora de analizar la ergonomía, el funcionamiento de sus mecanismos, la resistencia de nervios y piezas. 

 

También es esencial para la realización de pruebas, ya que nos sirve para para testear que todo lo desarrollado anteriormente se ha hecho de forma correcta.

 

Asimismo, recuerda que existen varios tipos de prototipos ya que se pueden clasificar de muchas maneras. 

 

En la Fábrica de Inventos nos gusta realizar una clasificación de acuerdo a la utilidad que se le va a dar y según la tecnología que se use. 

 

 Los prototipos, según su utilidad, son:

 

– Los prototipos de baja precisión y de alta precisión: los primeros se realizan para ver los aspectos visuales y espaciales del producto. Es decir para conocerlo a rasgos generales. 

 

 

 

Los de alta precisión sirven para conocer el diseño industrial que se ha desarrollado. Nos ayudan a ver cómo quedará el invento en dimensiones reales tal como se diseñó. 

 

– Prototipos funcionales y prototipos finales: los funcionales nos ayudan para poder comprobar los mecanismos, formas, adaptaciones y materiales a nivel general  que se han planteado. 

 

Es una forma más económica de ver el resultado del diseño. Además sirve para validar la mayoría de las propuestas. 

 

Gracias a él podemos dar paso a la protección de nuestro invento mediante una patente o modelo de utilidad.

 

También podemos clasificar los prototipos de acuerdo a la tecnología que se implementa para realizarlo. 

 

Es cierto que existen muchísimas tecnologías para realizar un prototipo. Por ello, es sumamente necesario que investigues sobre el proceso de fabricación, para optimizar tiempo, recursos y dinero.

 

Es necesario realizar una diferenciación entre prototipado y prototipado rápido. Con respecto al primero se puede realizar una maqueta a base de cartón, madera o incluso con piezas metálicas. 

 

Fabricar tu propio producto o invento

 

Es genial tener ideas, pero es aún más importante darle forma a esas ideas. 

 

Para la fabricación tanto del producto final como del prototipo podemos recurrir a empresas externas para llevarlo a cabo. Pero lo importante y esencial para poder llevar a cabo todo el proceso es contar con un buen diseño. 

 

Siempre pueden surgir mejoras que realizar o cambios que implementar. Lo importante es tener la capacidad para determinar cuándo es el mejor momento para sacar la idea al mercado y cuál es la mejor manera de hacerlo. 

 

¿Después de registrar una marca, cómo puedo conseguir inversiones? 

 

A la hora de conseguir dinero para fabricar una idea tenemos que considerar tres vías:

 

– El préstamo bancario.

 

– Una ronda de inversión: esta es la que se consigue al ceder un porcentaje de la empresa a un particular. 

 

Para poder lograr este tipo de inversión se necesita contar con el diseño, la patente, el prototipo, un plan empresarial, un pequeño vídeo, infografías para poder presentar como sería el producto, cómo te vas a mover para venderlo y qué vías vas a utilizar.

 

Es necesario convencer a esa persona, particular o grupo de inversores que la idea no sólo vale la pena, si no que además es económicamente posible como para lograr el retorno de la inversión. 

 

– Crowdfunding: se trata de una manera de conseguir la financiación necesaria para poder fabricar el producto a base de microinversiones.

 

Nosotros podemos ayudarte a buscar inversiones o incluso a realizar campañas de crowdfunding. 

 

Ten en cuenta que los inversores siempre realizan dos preguntas clave: “¿El inventor ha apostado por su idea?” y “¿Cuánto dinero invirtió en su idea?”. 

 

Es decir, para que el o los inversores puedan confiar en tu idea, es necesario que vosotros confieis en vuestro proyecto.

 

Si tienes dudas, inquietudes o preguntas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

 

Contamos con un equipo de expertos capacitado para responder a todas tus consultas. 

 

Para ponerte en contacto con nosotros puedes hacer click aquí o llamando al +34 667 974 776.

 

Síguenos en Instagram

 

La fábrica de Inventos

La fábrica de Inventos Tienda

 

 

También puedes seguirnos en nuestro canal de Youtube

 Pincha aquí para ponerte en contacto con nosotros

rocket img-mobile

¿Quieres hablar con nosotros sobre tu proyecto?

Tenemos expertos en todos los campos técnicos, profesionales y creativos.

happy
stars

Recibe todas las
novedades

miscelanea

    moon