¡Una persona pagó por trabajar!

2018-09-11T10:52:41+00:00Categorias: Blog post|0 Commentario

Hola inventores, creativos, emprendedores e inversores. Hoy seguiremos con nuestra sección de los viernes de comprar, vender, divertir e invertir.

Hablaremos de una persona que pagó mucho dinero por trabajar; no estáis leyendo mal no, pagó por trabajar, ya no sólo no le pagaban nada por trabajar sino que él tenía que pagar por ir a trabajar. Hubo varios meses que llegó a pagar hasta 1.000€ por trabajar.

Es más me voy a aventurar en España cada año hay más de 90.000 personas que pagan por trabajar. ¿Ya sabes quién son? ¿Conoces a alguien en esta situación?

Sigue leyendo y te daré nombres….

Pues bien inventores, creativos y emprendedores no os asustéis porque yo soy uno de ellos y si estás leyendo esta sección probablemente tú también. Los inventores, creativos, emprendedores  e inversores somos de otra pasta. Al principio de nuestra vida laboral pagamos por trabajar, ya que los primeros meses trabajas y pierdes dinero. Pero estate tranquilo porque no hay negocio que desde el primer día ya gane dinero. Hoy introduciremos en nuestro lenguaje de cultura financiera un nuevo término: “punto de equilibrio” o “punto muerto”, es aquel punto en tu negocio en el que dejas de pagar dinero por trabajar, es decir es aquel momento en tu negocio en el que ni pierdes dinero ni lo ganas. Tal vez este sea uno de los momentos más emocionantes en una empresa, a partir de aquí todo es mucho más fácil y bonito.

Pues bien antes de montar un negocio tenemos que hacernos un pequeño análisis financiero para conocer donde se encontrará nuestro punto de equilibrio, si no sabes hacerlo llámanos a La Fábrica de Inventos para que te lo hagamos o te asesoremos. El punto de equilibrio es muy importante conocerlo debido a que sabremos aproximadamente cuanto tiempo vamos a estar por así decirlo trabajando y perdiendo dinero o trabajando y no ganado casi dinero. Y con éste dato podremos calcular si nos interesa  y podemos montar nuestro negocio. Yo conozco muchos emprendedores que han montado su empresa y han estado únicamente de 6 a 9 meses trabajando en ella, lógicamente lo único que han obtenido de ella son pérdidas…. Por ello la recomendación antes de emprender con un invento, producto o empresa es realizar un pequeño análisis financiero así podremos mentalizarnos de hasta qué día tendremos que pagar por trabajar.

De poco me sirve plantar un árbol frutal y al año siguiente dejar de regarlo y cuidarlo. El árbol esta poco maduro y morirá sin nuestra ayuda sin habernos dado ningún fruto. Y en el caso de un invento o producto es lo mismo, de poco me sirve diseñar un grandísimo producto y al año dejarlo abandonado en el cajón.

Cuando empecé en el mundo del emprendimiento yo era consciente de lo duro que podría llegar a ser emprender, por ello pensé: ¿Cómo sería el trabajo de mi vida? ¿Cuál sería el trabajo por el que yo pagaría por desempeñarlo?

En mi caso me encantaba el tema de los nuevos productos, los inventos, las finanzas, las inversiones por lo que nos plateamos montar La Fábrica de Inventos, una empresa encargada de desarrollar, patentar y comercializar productos novedosos. Y no me importo nada pagar por trabajar durante los primero años.

Hoy quiero que os hagáis esta reflexión: ¿Cuál sería el trabajo de mi vida? ¿Cuál sería el trabajo en el cuál o pagaría por desempeñarlo? Cuando lo encontréis os daréis cuenta que ése trabajo es el más rentable para vosotros.

Contáctanos
close slider